Cómo una app inútil se volvió un negocio de 20 mil dólares diarios

Tomada de https://play.google.com/store/

iBeer revolucionó una generación completa de usuarios de iPhone. La aplicación no solo se convirtió en un truco alegre que hizo reír a millones de personas. Pero, ¿quién está detrás de esa aplicación y cómo lograron transformarla en un gigante industrial, capaz de generar hasta 20 mil dólares por día en su mejor momento?

La aplicación para iOS de iBeer fue creada por Steve Sheraton. Apple se había acercado a él a mediados de 2008, en búsqueda de desarrolladores que mostraran las potencialidades de los iPhones. Su éxito comercial comenzó poco después, cuando el programador lanzó su herramienta a la App Store. Para dar a conocer sus funcionalidades, subió un vídeo estático que se vendió en iTunes por 2,99 dólares.

Una vez iniciada la campaña publicitaria de iBeer, el propio Steve Jobs se relacionó con Sheraton mediante una compañía recién creada que respondía al nombre de Hottrix. A través de ella se llegó al acuerdo de reemplazar las animaciones que simulaban la bebida de cerveza por vídeos reales. Además, se vinculó esos clips a los movimientos detectados por el acelerómetro del iPhone.

El logro de iBeer consistió en conseguir que milllones de usuarios movieran sus teléfonos para demostrar que el líquido se inclinaría a la misma dirección. «Mueva su dispositivo hacía su boca y la cerveza se moverá con él. La ilusión trascendental estará completa», anunciaban las promociones.


Lea también:


“Alcanzamos el primer lugar [en la App Store] desde el primer día y nos quedamos allí durante aproximadamente un año. Además de su humor visual y su atractivo para el mínimo común denominador, iBeer fue un gran éxito porque permitió a las personas mostrar a sus amigos de lo que era capaz el teléfono», aseguró Sheraton en diversas entrevistas.

Las descargas de iBeer costaban 2.99 dólares, al igual que su vídeo promocional. Aparentemente, la aplicación pronto generó mucho dinero para Hottrix y Sheraton, quien finalmente cedió sus derechos sobre la herramienta a la empresa.

En la actualidad, el creador de iBeer vive en una granja en España junto a su familia y sus cultivos. De vez en cuando, retoma el trabajo para crear nuevas aplicaciones para teléfonos inteligentes que ayuden a magos profesionales en sus actos.

Por su parte, iBeer ha dejado de estar en la lista de aplicaciones más codicadas de muchos pero queda en el recuerdo de la mayoría de nosotros como una jocosa anécdota de las promesas que Apple cumplió desde el inicio de sus iPhones.

Fuente: The Verge

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: